domingo, 28 de septiembre de 2014

Marsupiales de ayer y hoy

`Marsupialia` obra en la que exploro aspectos de la maternidad, y que incluye un retrato, forzosamente póstumo, del tilacino (marsupial carnívoro extinto a principios de siglo) del Museo de Ciencias Naturales de Madrid. Debajo un boceto y una foto de archivo de un tilacino vivo.



-from wikipedia-

Thylacinus cynocephalus


El lobo marsupial o tilacino (nombre científico Thylacinus cynocephalus), también conocido como lobo de Tasmaniatigre de Tasmania y tilacín, fue unmarsupial carnívoro originado en el Holoceno. Era nativo de Australia y Nueva Guinea y se cree que se extinguió en el siglo XX. Se trataba del último miembro viviente de su género (Thylacinus), viviendo los otros miembros en tiempos prehistóricos a partir de principios del Mioceno.
El lobo marsupial se extinguió en el continente australiano miles de años antes de la llegada de los colonos europeos, pero sobrevivió en Tasmania junto con otrasespecies endémicas, incluyendo el diablo de Tasmania. Generalmente suele culparse de su extinción a la caza intensiva, incentivada por recompensas, pero podrían haber contribuido otros factores, como por ejemplo las enfermedades, la introducción de los perros, o la ocupación de su hábitat por los humanos. Aún cuando se lo considera oficialmente extinto, todavía hay quienes dicen haberlo visto.
Como los tigres y lobos del Hemisferio Norte, de los cuales heredó dos de sus nombres comunes, el lobo marsupial era un depredador alfa. Siendo un marsupial, no tenía relación con estos mamíferos placentarios, pero debido a la evolución convergente, presentaba la misma forma general y las mismas adaptaciones. Su pariente vivo más próximo es el diablo de Tasmania.
Es probable que el lobo marsupial se extinguiera del continente australiano hace aproximadamente dos mil años (quizá en Nueva Guinea). Se culpa de la extinción a la competencia con los humanos y dingos. Aún así, hay dudas sobre el impacto de los dingos, pues las dos especies podrían no haber competido directamente dado que el dingo es principalmente un predador diurno, mientras que se cree que el lobo marsupial cazaba mayoritariamente por la noche, aunque, dado que compartían presas, sí que pudieron competir por el alimento. Ante una hipotética confrontación directa cabe destacar que el lobo marsupial era más robusto, cosa que le habría dado una ventaja en combates entre ejemplares de ambas especies.
Las pinturas rupestres del Parque Nacional Kakadu muestran claramente que los lobos marsupiales eran cazados por los humanos primitivos, y se cree que los dingos y lobos marsupiales podrían haber competido por las mismas presas, pese al distinto carácter cronobiológico de actividad de ambos. Sus hábitats se solapaban claramente: se han encontrado restos subfósiles de lobos marsupiales en proximidad a restos de dingos. La adopción del dingo como compañero de cacería por los aborígenes habría incrementado la presión sobre el lobo marsupial.
Aún cuando ya llevaban mucho tiempo extinguidos en el continente australiano cuando llegaron los colonos europeos, los lobos marsupiales sobrevivieron hasta la década de 1930 en Tasmania. En tiempos de la primera colonia europea, la zona de población más densa de los lobos marsupiales era el norte de la isla. Desde los primeros días de colonización europea, los lobos marsupiales eran poco comunes, pero poco a poco se los empezó a culpar de numerosos ataques a ovejas; esto llevó a ofrecer recompensas en un intento de controlar su número. Una compañía, la Van Diemen's Land Company, ofreció recompensas por matar lobos marsupiales desde 1830, y entre 1888 y 1909 el gobierno de Tasmania pagó 1 libra esterlina (£) por cabeza (10 chelines por los cachorros). En total se pagaron 2.184 recompensas, pero se cree que se mataron muchos más lobos marsupiales de los que se reclamaron. Su extinción suele atribuirse a estos esfuerzos constantes de los granjeros y cazadores de recompensas. Aun así, es probable que múltiples factores contribuyeran a su declive y eventual extinción, incluyendo la competencia con perros salvajes (introducidos por los colonos), la erosión de su hábitat, la extinción de especies que eran sus presas, y una enfermedad parecida al moquillo que afectaba a muchos ejemplares en cautiverio en aquellos tiempos.
En cuanto a la competencia con los zorros como uno de los factores implicados en la extinción, cabe destacar que estos animales fueron introducidos por vez primera en 1864 y de nuevo en 2000; su posible presencia en estado silvestre en Tasmania es muy seriamente tenida en cuenta, aún con los mínimos indicios de la misma. Claro que la Fox Free Tasmanian Taskforce, asociación implicada en la búsqueda de tilacinos y en la erradicación de los zorros, recibe financiación del gobierno y no realiza ya esfuerzos en la búsqueda del lobo marsupial. De este modo, se sugiere que la dificultad de encontrar zorros en las regiones salvajes de Tasmania parece indicar que hay alguna posibilidad de que el lobo marsupial haya sobrevivido lejos del contacto con los humanos.
Fuera por el motivo que fuese, el animal ya era extremamente raro en estado salvaje a finales de los años veinte. Hubo varios intentos de salvar la especie de la extinción. Los registros del comité de gestión de Wilsons Promontory de 1908 recomendaban la reintroducción de lobos marsupiales en diferentes lugares adecuados de Victoria. En 1928, el comité de consejo de la fauna nativa de Tasmania recomendó proteger a todos los lobos marsupiales que quedaban, en zonas como por ejemplo Arthur River y Pieman River, al oeste de Tasmania.
El último lobo marsupial salvaje conocido fue abatido en 1930 por un granjero denominado Wilf Batty a Mawbanna, al nordeste de Tasmania. El animal (supuestamente un macho) había sido visto cerca de los gallineros de Batty desde hacía algunas semanas.





martes, 20 de mayo de 2014

martes, 26 de noviembre de 2013

Tortuga Ninja en los premios Figurativas 2013 del MEAM

La obra fue seleccionada para la exposición en el MEAM (MUSEU EUROPEU D'ART MODERN) 
Lo más interesante del 7º Concurso de Pintura y Escultura Figurativas 2013 fue el jurado, formado por los pintores Antonio López García, Gottfried Helnwein, Jacob Collins, Odd Nerdrum, Eduardo Naranjo, el Crítico Tomás Paredes y el galerista Santiago Sánchez Echeberría.
El Autorretrato como Tortuga Ninja se contó entre las 76 obras expuestas, seleccionadas de entre 1776 participantes y creadas por artistas figurativos provenientes de más de 80 países en los cinco continentes.

lunes, 30 de septiembre de 2013

Retrato imaginario de Marie-Sabina, un óleo grande, 132 x 160 cm., basado en un cuadro del siglo 18 de una nena con un trastorno genético de la piel, en una cartela del original reza:

The true picture of Mary Sabina, who was born Oct. 12th 1736 at Matuna, a Plantation belonging to the Jesuits in the city of Cartagena in America, of two negro slaves named Martiniano and Patrona."

a lo que sustituí TRUE por IMAGINARY y listo. La excusa para generar una imagen de Marie-Sabina y sus encantadoras manchas a la edad adulta. El cuadro terminó siendo también más arcaico, aflamencado, menos neoclásico, lo que en principio no está mal. La composición cambió a narrativa al agregarle la pequeña serpiente, que comparte la condición de Marie-Sabina, descubierta bajo una roca.
.

Detalles

ZEBRA PEOPLE – PIEBALD


Piebald is a word often used to describe animals with large black and white spots, however in the golden age of sideshow – and even long before that – it was used to describe human beings with this unusual skin condition.
Contrary to what one may assume, piebalding is not related to albinism and is instead caused by dominant mutations of an altogether different set of genes in a condition known as VitiligoThese mutations can occur in persons of any color. However, persons of African heritage with vitilligo make up the bulk of sideshow performers – often called leopard or zebra people – and are the subject of most of the medical history – most of that early history is filled with racist statements and ignorance.

The first image depicting ‘piebalding’ in a human being occurred in the pages of Histoire naturelle by Buffon. A lithograph features a young girl – around the age of five – standing amid an exhibit of curiosities with a two-tone body. Buffon never met the child first hand but owned an original painting the lithograph was based upon. The painting was done by an unknown Columbian artist in 1740 and bore the following inscription:
The True Picture of Marie- Sabina who was born Oct 12 1736 at Matuna a Plantation belonging to The Jesuits in the City of Cartegena in America of Two Negro Slaves named Martianiano and Patrona.

Despite this rather detailed pedigree, many naturalist of the day insisted that the child was the result of a white and a negresse and that to preserve the honor of the Society of Jesus it was written that both parents were slaves. Later, that diagnosis was changed, by Buffon, to include the union of a slave and an albino.

Despite the fact that many other children were born with piebald – John Richardson Primrose Bobey (1774, Jamaica), Magdeleine (1783, St. Lucia) George Gratton (1808, St. Vincent) and Lisbey (1905, Honduras) – Buffons odd hypothesis stood as fact for nearly two hundred years.
Author, researcher and an expert of the odd, J. Tithonus Pednaud has been chronicling bizarre history and highlighting the lives of those born exceeding different for over a decade.
  • Website
  •  
  •  
  •  


    jueves, 23 de mayo de 2013

    Autorretrato como Tortuga Ninja, terminado en Barcelona en el mes de Mayo del 2013
    ---
    Self-portrait as Ninja Turtle, finished in Barcelona on May 2013

    150 x 60 cm. óleo sobre tela - oil on canvas